Situación Grupo Gallardo.

26/09/2012Noticias EFE

Grupo Gallardo propone nuevos despidos y el cierre de una de sus plantas, llevará a cabo despidos en sus plantas de Getafe (Madrid) y Jerez de los Caballeros (Badajoz), así como en las de Eusebio Calvo y Cía y Marceliano Martín, también pertenecientes al grupo, además del cierre de uno de sus centros de producción, aunque no ha precisado cual.

En un comunicado, este grupo extremeño, que centra su actividad en el sector siderúrgico y la producción de acero corrugado, ha informado de la reunión mantenida hoy en Madrid con los comités de empresa de Corrugados Getafe (Madrid), Alfonso Gallardo SA y Siderúrgica Balboa (Jerez de los Caballeros, Badajoz); Eusebio Calvo y Cía y Marceliano Martín.

En esta reunión, se les ha explicado que «ante la grave situación actual y las negativas previsiones del mercado del acero», la empresa se ve obligada a adoptar medidas urgentes en estas plantas para mantener la viabilidad futura del Grupo.

Entre estas «duras y dolorosas medidas» se ha propuesto el cierre de un centro de producción y la extinción de contratos, así como adaptar toda la estructura productiva, logística, comercial y de soporte a los nuevos niveles de actividad previstos.

La dirección recalca en la nota la necesidad de adoptar «estas traumáticas medidas» después de haber agotado todas las vías de reducción de costes en los distintos apartados posibles de la empresa.

En este sentido, señala que el Grupo Gallardo y las compañías afectadas vienen sufriendo pérdidas a lo largo de los últimos años por la caída «en picado» del mercado del acero y, en particular, del acero corrugado, como consecuencia de la crisis del sector de la construcción en España.

Ésta situación y el que las plantillas de estas empresas están sobredimensionadas para los niveles actuales de producción y para los previstos, «están contribuyendo al deterioro de la situación económica del Grupo y ponen en peligro su sostenibilidad».

Por su parte, los representantes de los trabajadores de las empresas afectadas se han negado a recibir cualquier documentación por parte de la dirección de la empresa, así como a mantener reuniones con la misma.

El expediente se ha entregado en el Ministerio de Trabajo iniciándose, de esta forma, el periodo de consultas durante treinta días.

Los comentarios están cerrados.