La Audiencia Nacional tumba el ERE de Celsa Atlantic en Lendo.

Declara nulo el procedimiento, que afectaba a 163 trabajadores

Toni Longueira
Carballo / la voz  20 de abril de 2013

La Audiencia Nacional tumbó el expediente de regulación de empleo (ERE) presentado por Celsa Atlantic para los 327 empleados de las factorías de Vitoria, Urbina y A Laracha, de los cuales 163 están adscritos al centro de producción de Lendo. La sentencia del Juzgado de lo Social, con fecha de 1 de abril, declara nula la suspensión temporal de los contratos.

El comité de empresa de Álava había recurrido este expediente regulador ante la Audiencia Nacional, ya que es el órgano competente en caso de que un conflicto laboral afecte a trabajadores de un mismo grupo empresarial con presencia en dos comunidades autónomas diferentes. Cabe recordar que mientras los trabajadores adscritos a la factoría larachesa sí acordaron con la dirección de la compañía, el 19 de diciembre del 2012, un expediente temporal de regulación de empleo (ERTE) de 216 días durante los próximos dos años, los sindicatos de los centros de Vitoria y Urbina rechazaron la propuesta.

El fallo del Juzgado de lo Social de la Audiencia Nacional avala la tesis de los representantes de los trabajadores, que defendieron que los procesos de negociación deberían llevarse a cabo de forma colectiva (Vitoria, Urbina y A Laracha) y no de manera separada como hizo la compañía. «…Probado que la empresa impuso la negociación centro por centro, puesto que así lo notificó la autoridad laboral, debemos declarar la nulidad de la medida [es decir, la negociación por separado] por cuanto la decisión empresarial constituye un claro fraude de ley». Y añade la sentencia: «Se ha negociado [por parte de Celsa Atlantic] conjuntamente en los dos centros de Álava y de forma separada con el de A Laracha, lo que no se contempla en el reglamento, que no permite de ningún modo, negociar de forma agrupada con algunos centros y de manera separada en otros».

Una vez conocido el fallo de la Audiencia Nacional desde el comité de empresa tienen claro que el ERE debe ser anulado. «Unha vez coñecida a sentenza houbo unha xuntanza coa dirección e o ERE quedou invalidado. É dicir, queda en suspenso ata que a empresa decida se vai, ou non, a presentar un recurso de casación ante o Tribunal Supremo e, se é así, ata que o xuíz ditamine unha resolución», apuntaron fuentes del comité de empresa.

Respeto

Sobre el fallo, desde Celsa Atlantic manifestaron que hay «un respecto absoluto por las resoluciones judiciales, sean cuales sean». Desde la compañía no quisieron apuntar si había presentado recurso ante Tribunal Supremo sobre este fallo de la Audiencia Nacional.

Por otra parte, empresa y comité negocian una reestructuración del calendario laboral para el mes de mayo debido a una grave avería en una acería de Bayona (Francia), principal suministrador de materia prima (palanquilla de acero). A falta de un acuerdo definitivo ambas partes estudian una regulación forzosa del 11 al 17 de mayo.

Los comentarios están cerrados.